sábado, 8 de diciembre de 2012

Anti-valores y Two and a Half Men


La semana pasada surgió una noticia interesante del mundo del espectáculo.  Resulta que Angus T. Jones, un jóven de 19 años que protagoniza el papel de Jake Harper, el "Half" en la exitosísima serie de televisión "Two and a Half Men", hizo unas declaraciones a un pastor de una iglesia adventista que hicieron bastante revuelo y que nos dan pie para revisar el rol de series televisivas como ésta, desde el punto de vista de la Biblia, y así tratar un tema de gran importancia en nuestra cultura actual:  Los valores que nos transmite la televisión.

"Two and a Half Men"

Primero, conozcamos algunos detalles relevantes sobre esta serie de televisión.

Es una serie de la Warner Brothers en la cadena CBS de Estados Unidos que inició en Septiembre de 2003 con Charlie Sheen, Jon Cryer y Angus T. Jones, quien entonces no cumplía sus 10 años.  Trataba sobre un joven profesionista hedonista y promiscuo, que vivía sin mayores reparos morales, salvo las complicaciones que conllevaba haber aceptado que el perdedor de su hermano, divorciado y bastante torpe, así como que el pequeño hijo de éste, vivieran con él.  Son pues, 2 hombres y un niño, de ahí el título "Two and a Half Men" (Dos Hombres y Medio).  Charlie Sheen abandonó la serie en medio de un gran escándalo en el 2011 y su personaje, el profesionista hedonista, fue sustituido por el de un joven divorciado acaudalado y romántico, así como inmaduro y algo impúdico, interpretado por Ashton Kutcher.

Es una serie que ya lleva 10 temporadas, lo cual ya es decir bastante.  Pero además, Charlie Sheen, su protagonista principal anterior, ha sido el actor de televisión mejor pagado cobrando hasta US$1'800,000 por episodio y ahora, Ashton Kutcher, aunque "sólo" cobra US$700,000 por episodio, es el actor de series de televisión mejor pagado de estos momentos.  El joven Angus no cobra tanto, pero gana la friolera de US$350,000 por episodio, siendo el niño/adolescente actor mejor pagado de Hollywood.  Con estos indicadores, más lo que veremos más adelante sobre su productor, podemos darnos una muy buena idea del éxito de esta serie que se transmite en más de 60 países y en más de 30 idiomas.

Qué dijo Angus

Angus T. Jones y Christopher Hudson

En un video de la Forerunner Christian Church (Iglesia Cristiana Precursora), de los Adventistas del Séptimo Día (denominación cristiana considerada por algunos como secta, que profesa un énfasis en la observancia de guardar el 'Sabath' y en el segundo advenimiento de Jesús), Angus dijo básicamente lo siguiente:
"Si quieren ver "Two and a Half Men", por favor dejen de ver "Two and a Half Men". Estoy en "Two and a Half Men" y no quiero estar en eso. Por favor dejen de verlo y de llenar su cabeza con suciedad. La gente dice que es sólo entretenimiento. Hagan algo de investigación sobre los efectos de la televisión en su cerebro, y les prometo que tendrán una decisión que tomar en cuanto a la televisión y especialmente con lo que ven en la televisión ... son malas noticias."
"Si estoy haciendo daño, no quiero estar aquí. No quiero contribuir al plan del enemigo ... No puedes ser una verdadera persona temerosa de Dios y estar en un programa de televisión como ese. Sé que no puedo. No me siento a gusto con lo que estoy aprendiendo, con lo que la Biblia dice y estando en ese programa de televisión." (traducción libre)
Angus dijo que buscó a Dios al darse cuenta que su vida iba en una tendencia hacia abajo al caer en drogadicción con ácido y marihuana desde la secundaria.  En ti, Señor Soberano, tengo puestos los ojos; en ti busco refugio; no dejes que me maten. Salmos 141.8 NVI

Las reacciones

Estas declaraciones fueron inmediatamente conocidas en los medios más importantes de Estados Unidos, llamando fuertemente la atención que uno de los artistas más importantes del elenco de "Two and a Half Men" criticara tan abiertamente el programa, especialmente contra el flanco moral, en lo que muchas personas coincidimos.  Si bien, hay que decir que Charlie Sheen armó un escándalo más grande dada su mucho mayor importancia en el programa, su credibilidad dejaba mucho que desear al estar todavía en un grado moral inferior al del programa.

Chuck Lorre, The Big Bang Theory, Two and a Half Men

Los productores del programa son personas enormemente poderosas.  Charles M. Levine, conocido como Chuck Lorre, el Productor Ejecutivo, quien también produce "The Big Bang Theory", ostenta una fortuna de unos US$600'000,000, siendo uno de los hombres más ricos de la televisión en Estados Unidos (y del mundo, si pensamos que sólo menos de 3,000 personas tienen una riqueza de más de US$500'000,000).  Así que inmediatamente hicieron sentir su peso sobre el jóven Angus, quien al otro día que estalló la controversia, emitió un comunicado de prensa en el que se disculpaba con este productor y sus compañeros de elenco por haber sido "indiferente, irrespetuoso y falto de gratitud" con ellos.

Por supuesto no faltó quienes lo calificaran de "fanático" (entre ellos Charlie Sheen), se burlaran de él y lo parodiaran en algunos programas cómicos y que hasta su familia tema que le hayan "lavado el cerebro" en esa iglesia (tal vez prefieran que siga cobrando su cuantioso salario aunque caiga en las drogas).  Incluso ya se rumora su reemplazo del programa con la actriz juvenil Miley Cyrus.  Todo esto era de esperarse, como el mismo Jesús advirtió:  Yo les he entregado tu palabra, y el mundo los ha odiado porque no son del mundo, como tampoco yo soy del mundo. Juan 17.14 NVI

Está por verse qué decide o qué pasa con Angus.  Si bien, salir del programa significaría dejar de percibir grandes sumas de dinero, eso no necesariamente es tan malo, porque ¿de qué le aprovechará al hombre ganar todo el mundo, si pierde su alma? ¿O qué recompensa dará el hombre por su alma? Marcos 8.36-37 RV95

Los anti-valores de "Two and a Half Men"

Rara vez se puede decir que absolutamente todo en algo sea negativo, y aunque sin duda podemos encontrar que los personajes despliegan de vez en cuando buenas actitudes y sentimientos nobles, eso no es ciertamente la esencia del programa ni la razón de su gran éxito.


Al contrario, son frecuentes las expresiones vulgares y despectivas; eso sí, muy de moda y 'cool'.  Lo más representativo de esta serie es el tratamiento de las relaciones sexuales.  En las primeras 8 temporadas con Charlie Sheen, en las cuales se construyeron los altísimos 'ratings' de la serie, la promiscuidad rampante se presentó como un estilo de vida ligero y divertido.  Ahora con Ashton Kutcher, el tono ha bajado, pero continúa el mismo enfoque de ver a las relaciones sexuales promiscuas de una forma ligera y divertida, salpicando el programa con referencias y chistes sobre travestis, prostitución, relaciones entre tres, masturbación, tamaño de genitales, enfermedades venéreas, etc.  Así mismo, la actitud preponderante en los personajes es de cinismo, falta de respeto y no tener mucha consideración por escrúpulos morales.

No faltará quien argumente que es bueno que esos temas se ventilen abiertamente en vez de verlos con una moralina que se asusta de todo.  Sin embargo, el objetivo del programa no es precisamente serio ni de instrucción, sino presentar todo eso de forma que el público lo asimile como una nueva normalidad en la forma de vivir.  Es fácil ver lo que hacen quienes siguen los malos deseos: cometen inmoralidades sexuales, hacen cosas impuras y viciosas, ... Son envidiosos, borrachos, glotones y otras cosas parecidas. Les advierto a ustedes, como ya antes lo he hecho, que los que así se portan no tendrán parte en el reino de Dios. Gálatas 5.19,21 DHH

La estrategia del fruto prohibido

En la realidad, la promiscuidad y el cinismo acarrean muchos males a quienes los practican, tales como soledad por la falta de una relación significativa, falta de verdadero aprecio a [y por parte de] los demás, y consecuentemente:  Amargura, malos sentimientos, lazos familiares rotos/dañados y hasta enfermedades ... porque la paga del pecado es muerte ... Romanos 6.23a RV95

En lugar de eso, lo que vemos es un grupo de personajes muy simpáticos que a pesar de algunos malos ratos, podemos decir que se la pasan bastante bien.  La estrategia es la del fruto prohibido que "era bueno para comer, agradable a los ojos y deseable" (cf. Génesis 3.6 RV95).  Creo que, independientemente de lo que opinemos de esta serie respecto a temas más trascendentes, la forma en que está llevada es bastante graciosa y relativamente ligera.  Las situaciones presentadas y los diálogos están muy bien ideados para que, en el menor de los casos nos haga sonreír y, a pesar de los anti-valores mencionados, se cuidan ciertas formas de manera de que el programa no transgreda las normas todavía vigentes en la televisión, no llegue a ser demasiado excesivo para el público y sea digerible.

De esta manera, todo lo malo que nos transmita el programa está envuelto en un paquete que nos hace reír, relajarnos del 'stress' diario y pasar un buen rato.  ¿Eso último suena bien, no?  Sin embargo, el fruto está podrido y nos intoxica, al presentarnos esos anti-valores falsamente, sin sus consecuencias reales, e incluso de forma atractiva y deseable.  ¡Ay de los que a lo malo dicen bueno, y a lo bueno malo; que hacen de la luz tinieblas, y de las tinieblas luz; que ponen lo amargo por dulce, y lo dulce por amargo! Isaías 5.20 RV95

Se crea así un círculo vicioso, pues esos anti-valores se asimilan y la gente se identifica con esos personajes, quienes por su parte los refuerzan y van introduciendo nuevos anti-valores.  La fórmula ha resultado tremendamente efectiva, tanto en el impacto en la sociedad, como en el negocio que ha representado para los participantes (productores, actores, cadenas de televisión, patrocinadores, etc.).  No caigas en ese círculo vicioso.  No te dejes vencer por el mal; al contrario, vence el mal con el bien. Romanos 12.21 NVI

Conclusión

Eje X = Edad, Eje Y = % vírgenes iniciando vida sexual en año subsecuente
Línea Morada = Alta exposición de sexo en TV, Línea Negra = Baja ...

Un estudio de RAND Corporation (muy prestigiosa organización de investigación) en 2,000 niños entre 12 y 17 años a lo largo de 3 años, mostró una correlación entre sus hábitos de ver la televisión con su comportamiento sexual; analizando la frecuencia y el tipo de contenido sexual de los programas que veían.  Se encontró que entre los que veían programas con alto contenido sexual llegaba a haber el doble de probabilidades de que iniciaran su vida sexual al cabo de un año de estar viéndolos, que los que no tenían tanta exposición.  También se encontró que el escuchar sobre sexo, aunque no vieran una escena explícita, podía ser igual de impactante.  Por supuesto, la televisión no es el único factor, pero su gran influencia es innegable.

Esta entrada la dedicamos a la serie "Two and a Half Men" a raíz de la noticia de lo que dijo Angus T. Jones, además de que es un excelente ejemplo dado lo destacado de su éxito, pero el efecto de este programa lo podemos encontrar en un sinnúmero de otras series de televisión, por no mencionar otros medios como películas y música.

Unos US$60,000'000,000 se gastan cada año en publicidad en la televisión sólo en los Estados Unidos, y seguramente una buena porción de esto se invierte en series como "Two and a Half Men" que tienen un altísimo índice de audiencia, y esto mantiene ese pernicioso círculo vicioso del que hablamos.  La televisión es sólo un medio, el cual también puede ser un maravilloso instrumento para otros fines.  Si esta tecnología, los recursos económicos que se invierten en este medio y el talento creativo, artístico y de producción empleados en series como ésta se destinaran para hacernos mejores, otra cosa sería.  Así que seamos cautos con lo que vemos y nuestros hijos ven.  Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar... 1a Pedro 5.8 RV95

Los saluda su amigo el Biblioguero.

-