domingo, 8 de abril de 2012

Porqué es creíble la Biblia - Parte 3

EL MENSAJE
En la Parte 1 de esta serie de entradas vimos que la Biblia es un documento legítimo al ser realmente tal cómo se escribió originalmente, y en la Parte 2 vimos que puede ser creíble en lo que nos cuenta.  Lo anterior podría ser suficiente para darle crédito a lo que dice, pero la razón principal por la que la Biblia es atacada, por la que mucha gente prefiere desestimarla y, por ende, no creer en ella, es su MENSAJE, pero éste es también la principal razón para creer en ella.

Inspirada por Dios

Ya que el mensaje de la Biblia tiene repercusiones tremendas en la vida de las personas, un punto fundamental de ésta es la autoridad que tiene su mensaje.  Según la Biblia misma, ésta es la Palabra de Dios, por lo que tiene todo el peso de la autoridad del Creador y Señor de todo lo que existe.  Toda la Escritura es inspirada por Dios y útill para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia ... 2a Timoteo 3.16 RV95  En numerosos pasajes los autores así lo manifiestan:  Entonces Moisés escribió todas las palabras de Jehová ... Éxodo 24.4a RV95  Samuel repitió todas las palabras de Jehová al pueblo que le había pedido rey. 1a Samuel 8.10 RV95  Extendió Jehová su mano y tocó mi boca, y me dijo Jehová: «He puesto mis palabras en tu boca. Jeremías 1.9 RV95  ... vino palabra de Jehová al sacerdote Ezequiel hijo de Buzi ... Ezequiel 1.3a RV95  Palabra que Jehová dirigió a Oseas hijo de Beeri ... Oseas 1.1a RV95  Y muchísimos más (tan sólo expresiones similares a "Dios/Jehová dijo" pueden ser encontradas cientos de veces).

En el caso del Nuevo Testamento, además de la inspiración de Dios, se recogen testimonios de testigos presenciales de Jesús.  Lo que era desde el principio, lo que hemos oído, lo que hemos visto con nuestros ojos, lo que hemos contemplado y palparon nuestras manos tocante al Verbo de vida —pues la vida fue manifestada y la hemos visto, y testificamos y os anunciamos la vida eterna, la cual estaba con el Padre y se nos manifestó—, lo que hemos visto y oído, eso os anunciamos, para que también vosotros tengáis comunión con nosotros; y nuestra comunión verdaderamente es con el Padre y con su Hijo Jesucristo. Estas cosas os escribimos para que vuestro gozo sea completo. 1a Juan 1.1-4 RV95

Pablo nos explica cómo el conocimiento de Dios sólo puede provenir de Él.  Pero Dios nos las reveló a nosotros por el Espíritu, porque el Espíritu todo lo escudriña, aun lo profundo de Dios, porque ¿quién de entre los hombres conoce las cosas del hombre, sino el espíritu del hombre que está en él? Del mismo modo, nadie conoció las cosas de Dios, sino el Espíritu de Dios. Y nosotros no hemos recibido el espíritu del mundo, sino el Espíritu que proviene de Dios, para que sepamos lo que Dios nos ha concedido. De estas cosas hablamos, no con palabras enseñadas por la sabiduría humana, sino con las que enseña el Espíritu, acomodando lo espiritual a lo espiritual. 1a Corintios 2.10-13 RV95

Una gran razón para creer en la inspiración divina es el conjunto de todas las profecías cumplidas, las que se están cumpliendo y las que probablemente nos toque ver cumplir (aunque el tema de la profecía es amplísimo, ver algo de esto en la Parte 2 y entradas de temas 2012, Anticristo, Apocalipsis, Nuevo Orden Mundial y Profecía).  Otra muy importante es la sabiduría inigualable que encontramos en la Biblia.

Su sabiduría

Dios, el Creador que SABE como nadie cómo, porqué y para qué nos creó, es quien es la fuente de la sabiduría.  Pero con Dios están la sabiduría y el poder: suyo es el consejo y la inteligencia. Job 12.13 RV95  Y quiere compartirla con nosotros.  »Hijo mío, está atento a mi sabiduría e inclina tu oído a mi inteligencia ... Proverbios 5.1 RV95  ¿Qué sabiduría es ésta?  La que nos hace vivir como él dispuso.  Reconócelo en todos tus caminos y él hará derechas tus veredas. Proverbios 3.6 RV95  Pues Él sabe la forma perfecta de amar; de no sólo tener estima de uno mismo sino consideración por los demás, y no sólo de nuestros seres queridos, sino de quienquiera que sea nuestro prójimo, hasta de nuestros enemigos; de ser fieles y leales; de vivir en paz y contentos; de ser honestos e íntegros; de no dejarnos llevar por avaricia y envidia, sino ser generosos; pero sobre todo, de tener una relación perfecta con Él, no sólo como nuestro Dios y Señor, sino como nuestro Padre.  Estas enseñanzas las encontramos a lo largo de toda la Biblia, en los 10 mandamientos (Éxodo 20), en Salmos, en Proverbios, en Eclesiastés, en los Evangelios, en las Cartas, pero también se manifiestan en los relatos históricos, en las narraciones y en las profecías.

Y aunque incluso siendo un incrédulo se puede aprender de esta sabiduría y disfrutar algunos beneficios de ella, ésta se vuelve una cáscara si la despojamos de Dios.  El temor de Jehová es el principio de la sabiduría; el conocimiento del Santísimo es la inteligencia. Proverbios 9.10 RV95  La Biblia es la revelación de Dios a nosotros, es el medio que emplea para comunicarnos quién es Él, su carácter, el origen del mal, nuestro origen, nuestro propósito y nuestro destino.  Cuando algunos escuchan que "El temor de Jehová es el principio de la sabiduría" se espantan porque suponen que a un Dios que hay que temer debe ser malo, y lo que pasa es que precisamente porque tantos desestiman a Dios es que el mundo está como está.  El temor dirigido a lo correcto es bueno, desde el temerle al fuego para no quemarse hasta temer pecar contra nuestro prójimo como podría ser robarles, contra nuestros seres queridos como podría ser mintiéndoles, y que más importante que pecar contra Dios, como es que lejos de honrarlo como al Ser Supremo, lo desestimemos en el menor de los casos.  Y aun añaden: “¿En qué te hemos deshonrado?” ¡Pues en que piensan que mi mesa es despreciable! Malaquías 1.7b RVC  Si bien , es importante agregar que el temor es el principio, pero no el fin, al cual sólo podemos llegar experimentando el perfecto amor que sólo de Dios puede venir.  En el amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor, porque el temor lleva en sí castigo. De donde el que teme, no ha sido perfeccionado en el amor. 1a Juan 4.18 RV95

¿Contradicciones?

Aún reconociendo la gran sabiduría que puede encontrarse en la Biblia, de dice que ésta no es confiable porque "está llena de contradicciones".  Al ser la Biblia un libro tan extenso tanto en volumen de información como en la variedad de ésta, muchos de sus críticos han buscado desacreditarla encontrando pasajes que son aparentemente contradictorios.

Les voy a dar un ejemplo personal que explica un poco esto, de algo que no entendía cuando empezaba a leer la Biblia.  El siguiente pasaje es "un clásico" y expone uno de los fundamentos de la fe cristiana, que la salvación es por fe, no por obras:  ... porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios. No por obras, para que nadie se gloríe ... Efesios 2.8-9 RV95  Por otro lado, Santiago nos dice en otro pasaje "clásico":  Así también la fe por sí sola, si no tiene obras, está muerta. Santiago 2.17 NVI  A primera vista, podríamos concluir que esto es contradictorio y, si es así, ya no podríamos confiar en la Biblia al menos en este asunto, pues parece que nos dice dos cosas diferentes y opuestas.  Sin embargo, conociendo realmente la Biblia, podemos encontrar que la doctrina de la salvación por fe está muy sólidamente fundamentada en numerosos pasajes.  Siendo así, aún podríamos cuestionar porqué entonces Santiago dice otra cosa.  La verdad es que este pasaje es congruente.  Consideremos otro pasaje "clásico":  Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos o higos de los abrojos? Mateo 7.16 RV95  Así pues, la doctrina es que la salvación es por fe, pero esta fe debe ser manifiesta por sus frutos, que deben ser buenas obras, de manera que si no hay frutos, lo que pasa es que realmente nunca hubo fe.

Como este caso hay varios más.  Otros, de menor relevancia, son diferencias entre relatos paralelos como se da en los diferentes Evangelios, los cuales se explican porque un relator se fijó en unas cosas y otro se fijó en otras.  Y otras contradicciones se ven en lo que dice la Biblia y en lo que se practica, por ejemplo en la adoración de imágenes (ver entrada Qué dice la Biblia sobre la idolatría), la cual es praticada por creyentes desviados o supuestos creyentes, pero cuya contradicción no está en la Biblia, sino en el comportamiento de éstos.

Como muchos temas, éste puede ser también amplio, pero la respuesta radica en conocer realmente la Biblia de primera mano y no sólo confiar en dichos de otros, e investigar a fondo las cosas. ... pues recibieron la palabra con toda solicitud, escudriñando cada día las Escrituras para ver si estas cosas eran así. Hechos 17.11b RV95

Sin embargo, aún nos falta hablar sobre la principal causa por la que la Biblia es creíble:

SU PODER

¿Dónde está el sabio? ¿Dónde está el escriba? ¿Dónde está el que discute asuntos de este mundo? ¿Acaso no ha enloquecido Dios la sabiduría del mundo? Puesto que el mundo, mediante su sabiduría, no reconoció a Dios a través de las obras que manifiestan su sabiduría, agradó a Dios salvar a los creyentes por la locura de la predicación. 1a Corintios 1.20-21 RV95  ... para que vuestra fe no esté fundada en la sabiduría de los hombres, sino en el poder de Dios. 1a Corintios 2.5 RV95

Aunque Jesús dijo: —“Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente”. Mateo 22.37b RV95, implicando que con "toda tu mente" debemos ampliar nuestro conocimiento ... Porque misericordia quiero y no sacrificios, conocimiento de Dios más que holocaustos. Oseas 6.6 RV95  Los pasajes del párrafo anterior reconocen la incapacidad del hombre en encontrarlo basándose en la sabiduría humana. No seas sabio en tu propia opinión; más bien, teme al Señor y huye del mal. Proverbios 3.7 NVI


Y es que el mensaje de la Biblia termina con la predicación en el Nuevo Testamento de un Plan de Salvación para nuestra vida en la que el poder de Dios puede liberarnos del yugo del pecado, de hacer las cosas mal y ser dominados por nuestro ego, con todo lo que esto trae tanto en la vida actual como en la eternidad.  Manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lujuria, idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, divisiones, herejías, envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas. Gálatas 5.19-21a RV95  En cambio, el fruto del Espíritu es amor, alegría, paz, paciencia, amabilidad, bondad, fidelidad, humildad y dominio propio. No hay ley que condene estas cosas. Gálatas 5.22-23 NVI  Así pues, Dios no quiere que nos conformemos con sólo mejorar un poco nuestra vida, sino que quiere transformarla y renovarla.  No os conforméis a este mundo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál es la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta. Romanos 12.2 RV95

Pero el fin último, nuestro destino final no sólo es vivir esta vida bien, sino lo que sigue de ésta, estar del único lado que nos conviene, estar con Él.  De este modo atesorarán para sí buen fundamento para el futuro, y alcanzarán la vida eterna. 1a Timoteo 6.19 RV95  Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús. Filipenses 4.7 RV95

El mensaje de salvación es que Dios envió a Jesús como su hijo único para morir por nuestros pecados y con su resurrección como prueba de su triunfo sobre la muerte, a la que también nosotros podemos vencer gracias a Él.  Pablo lo expresa mejor en el siguiente pasaje:  Nosotros también éramos en otro tiempo insensatos, rebeldes, extraviados, esclavos de placeres y deleites diversos, viviendo en malicia y envidia, odiados y odiándonos unos a otros. Pero cuando se manifestó la bondad de Dios, nuestro Salvador, y su amor para con la humanidad, nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por su misericordia, por el lavamiento de la regeneración y por la renovaciónh en el Espíritu Santo, el cual derramó en nosotros abundantemente por Jesucristo, nuestro Salvador, para que, justificados por su gracia, llegáramos a ser herederos conforme a la esperanza de la vida eterna. Tito 3.3-7 RV95

Si no compartes todavía la fe en el único Dios Creador, en Jesucristo como Señor y Salvador, Él - pues son el mismo, te ha buscado, te está buscando ahora mismo, y te buscará.  Seguramente conocerás personas que transformaron su vida desde la delincuencia o las drogas a ser hombres y mujeres ejemplares, por poner un caso; o con cambios aparentemente no tan dramáticos de vidas vacías y amargadas, a vidas que transpiran paz y gozo.  Cuando veas ese poder de Dios manifiesto, verás la principal causa para creer en la Biblia.  En todo caso, una vez más te invito a que la leas para que no la veas sólo como un libro de sabiduría o filosofía, que no lo es, sino como un mensaje vivo de Dios para ti.  ...  el cual asimismo nos capacitó para ser ministros de un nuevo pacto, no de la letra, sino del Espíritu, porque la letra mata, pero el Espíritu da vida. 2a Corintios 3.6 RV95

Su amigo el Biblioguero.

-