martes, 17 de abril de 2012

Qué dice la Biblia sobre el homosexualismo


El homosexualismo, aunque está lejos de ser un tema nuevo, está convirtiéndose cada vez más en uno cuya presencia está creciendo a pasos agigantados en la cultura actual.  Ha dejado de ser un tema tabú para ser uno de moda y de gran relevancia política.

Este fenómeno lo podemos identificar como un movimiento que propone que las personas tienen el derecho de tener una orientación sexual no heterosexual, que es la que existe cuando hay una relación romántica o sexual entre dos personas de sexos opuestos; así pues, que pueden tener una orientación homosexual o conforme a otras variantes según veremos; que no deben ser atacados o discriminados, y que deben tener los mismos derechos legales y económicos que el estado les confiere a los matrimonios, incluso en la adopción y crianza de hijos.  Según esta propuesta, quienes tienen estas orientaciones sexuales las tienen porque así nacieron y, de la misma manera que hubo movimientos de reconocimiento de los derechos civiles de las mujeres y de las personas de raza negra, aducen que ahora es el turno de que a ellos se les reconozcan sus derechos (antidiscriminatorios y como parejas, ya que como individuos tienen los mismos derechos que cualquier persona).

Siguiendo el enfoque de este 'blog', en un tema que se ha vuelto sin duda extremadamente espinoso, veremos lo que dice la Biblia sobre él.

El movimiento LGBT

Bandera del movimiento LGBT
Entendamos bien antes un poco sobre las diferentes orientaciones sexuales involucradas en este movimiento, pues "homosexualismo", que significa una relación romántica y/o sexual con alguien del mismo sexo, no termina de contenerlo todo.  Este movimiento se conoce como "LGBT", que son las siglas en inglés que se desglosan como sigue:

Lesbian (lesbiana) - mujer homosexual.
Gay - hombre homosexual, aunque el término también lo usan las mujeres en vez del anterior.
Bisexual - hombre o mujer homosexual que también puede tener relaciones heterosexuales.
Transexual - hombre o mujer que además de ser homosexual, transforma su apariencia a la del sexo opuesto.  También puede referirse a Transgénero, que lleva lo anterior al plano fisiológico, transformando mediante cirugías su cuerpo y hasta sus órganos para asemejarse al sexo opuesto.

Hay todavía más variantes cobijadas por ese movimiento, como los 'trasvesti', generalmente hombres que no llegan a ser transexuales y mucho menos transgénero, pero que gustan de vestirse con prendas femeninas; los asexuales, quienes se declaran como completamente desinteresados por ningún género; los dudosos, quienes no están seguros de qué son; y los intersexuales, quienes efectivamente tienen una condición genética que resulta en un desarrollo anormal de sus órganos sexuales.

Habiendo conocido las variantes más importantes de este movimiento, sigamos usando el término "homosexualismo" en aras de la brevedad y simplicidad.

La asimilación del homosexualismo

Es un hecho que en los medios masivos de comunicación, hemos visto innumerables personajes 'gay' en películas, programas de televisión, videojuegos y hasta caricaturas para niños.  Así mismo, cada vez más artistas, cantantes y deportistas famosos, e incluso políticos, están "saliendo del clóset" en una forma más abierta y, poco a poco, la gente ha estado acostumbrándose a aceptar al homosexualismo como parte cotidiana de la cultura actual.

Además de lo anterior, también se están borrando las diferencias arquetípicas entre hombres y mujeres, al aparecer los primeros con facciones, peinados, vestimentas, poses y actitudes, más delicadas y femeninas.  Lo anterior es especialmente visto en mucha publicidad.

A nivel político, aunque con avances más lentos y complicados, diversas legislaturas han estado aprobando leyes en todo el mundo en las que se está otorgando un 'status' legal similar o idéntico al matrimonio a las uniones de parejas homosexuales, llegando incluso a reconocer su derecho a adoptar y criar hijos.

% Actitud negativa hacia la homosexualidad claramente a la baja

Se maneja la estadística de que aproximadamente el 10% de la población mundial es homosexual, dando la impresión de que es una condición mucho más común de lo que cualquiera nos imaginamos.

La realidad del homosexualismo

Para empezar, la cifra del 10% mencionada anteriormente se ubica en estadísticas serias entre el 2 y 3%, si bien, no hay certidumbre total en esto, y depende mucho de en qué parte del mundo se mida.  La realidad es que la población homosexual dista mucho de ser el 10%, pero la influencia de los medios puede hacer que en un futuro, este porcentaje no sólo llegue a ser cierto sino que sea rebasado.  Como nota ilustrativa de lo anterior, ya está habiendo padres que si creen que sus hijos tienen una orientación diferente, consideran hacer "lo correcto" al hacerlos 'trasvestis' para apoyarlos (vistiéndolos según el sexo opuesto).

La gente manifiesta muy diversamente su homosexualismo, hay desde quienes parecen no serlo si no fuera por quienes los acompañan (aunque esto puede ocurrir por condicionamiento del entorno social); hasta quienes se comportan, visten y maquillan en forma estrafalaria, y hasta escandalosa y vulgar (como lo hacen muchos en los desfiles de "orgullo homosexual").

Ya sea para justificarlo o atacarlo, NO SE HA ENCONTRADO NINGUNA RAZÓN CIENTÍFICA PARA EL HOMOSEXUALISMO, es decir, no hay ninguna diferencia fisiológica ni genética que lo explique (fuera de los intersexuales que mencionamos anteriormente, los cuales son una minoría extremadamente rara).

Es importante notar, que además de la gran tendencia mundial de aceptación al homosexualismo, también existe el fenómeno de la "homofobia", que más que una fobia o temor a los homosexuales, como la palabra indica, manifiesta el odio a éstos.  Es usual escuchar comentarios despectivos, motes y burlas contra los homosexuales, especialmente de los hombres heterosexuales a los hombres homosexuales, llegando en casos extremos a la violencia e incluso al asesinato.  El extremo lo encontramos en algunos países islámicos fundamentalistas y de África, donde se llega a penar con la muerte a los homosexuales.

Habiendo revisado todos estos antecedentes, veamos ahora sí qué dice la Biblia.

Sodoma

Lot huyendo de la destrucción de Sodoma

La primera referencia se encuentra en el relato en el que Lot, sobrino de Abraham, hospeda a dos ángeles en su casa para protegerlos de los hombres de Sodoma, quienes al saber dónde estaban, los buscan para tener relaciones sexuales con ellos.  Aún no se habían acostado cuando los hombres de la ciudad de Sodoma rodearon la casa. Todo el pueblo sin excepción, tanto jóvenes como ancianos, estaba allí presente. Llamaron a Lot y le dijeron: —¿Dónde están los hombres que vinieron a pasar la noche en tu casa? ¡Échalos afuera! ¡Queremos acostarnos con ellos! Génesis 19.4 NVI  Pero los habitantes de Sodoma eran malos y cometían horribles pecados contra Jehová. Génesis 13.13 RV95  ... por lo que es bien conocido el fin de Sodoma.  Entonces Jehová hizo llover desde los cielos azufre y fuego sobre Sodoma y sobre Gomorra ... Génesis 19.24 RV95  

En el original hebreo, la palabra traducida aquí como "acostarnos" es יָדַע ('yada’) en el hebreo original, que significa normalmente "conocer", por lo que hay quienes rechazan la anterior traducción, pese a que es la mayormente aceptada.  Pero es que es un hecho que esta palabra también se traduce así ("acostarnos") o implicando relaciones sexuales (como se emplea en sólo 3 versículos después en Génesis 19.8 RV), y cuyo criterio queda claramente justificado con lo que se dice en el resto del relato (cf. Génesis 19.1.10), pues una traducción o interpretación correcta siempre debe considerar el contexto.

Por otro lado, también se argumenta que el pecado de esos hombres no era su homosexualidad, la cual parece que era generalizada (nótese la frase "Todo el pueblo sin excepción"); sino su modo violento, especialmente contra ángeles.  Ciertamente, Dios no destruyó Sodoma sólo por este hecho pues ya había decidido hacerlo desde antes (cf. Génesis 18.20-33), por los pecados mencionados en Génesis 13.13 (ver primer párrafo de esta sección).

La prohibición y la misericordia

Muestra de arte griego, en el cual es común encontrar
imágenes de homosexualismo
En todo caso, más adelante, en las leyes dictadas a Moisés encontramos:  »No te acostarás con varón como con mujer; es abominación. Levítico 18.22 RV95  »Si alguien se acuesta con otro hombre como se hace con una mujer, abominación hicieron; ambos han de ser muertos: sobre ellos caerá su sangre. Levítico 20.13 RV95  Con lo que queda claro que las relaciones de hombres con hombres eran definitivamente rechazadas profundamente.

Sobre el último pasaje hay que mencionar que la dura sentencia de muerte estipulada, se aplicaba también a otros pecados como el adulterio, la cual Jesús impidió que se aplicara contra la mujer adúltera.  Y como insistieran en preguntarle, se enderezó y les dijo: —El que de vosotros esté sin pecado sea el primero en arrojar la piedra contra ella. Juan 8.7 RV95  Por lo que nos enseñó que, al final de cuentas, todos somos pecadores ante Dios, y no debemos erigirnos en jueces en el sentido de ser duros e implacables.  »No juzguéis y no seréis juzgados; no condenéis y no seréis condenados; perdonad y seréis perdonados. Lucas 6.37 RV95  Así pues, nunca está justificada la homofobia pues Jesús nos pide que amemos hasta a nuestros enemigos (cf. Mateo 5.44).

Otras menciones

Un suceso similar al episodio de Sodoma lo vemos en la ciudad de Gabaa, donde un viejo hospedó a un levita que viajaba con su concubina, y una vez más, cuando los hombres de la ciudad se enteraron, exigieron acostarse con el levita, no con su concubina (que también hubiera sido reprobable).  Y el anciano los llevó a su casa, y les dio de comer a sus asnos; luego ellos se lavaron los pies, y comieron y bebieron. Pero cuando estaban disfrutando de todo, unos hombres corruptos de la ciudad rodearon la casa, golpearon la puerta, y le gritaron al anciano, dueño de la casa: «¡Saca al hombre que ha entrado en tu casa! ¡Queremos acostarnos con él!» Jueces 19.21-22 RVC

Hay menciones de "sodomitas" en el libro de 1a Reyes.  Hubo también sodomitas en la tierra, que cometieron todas las abominaciones de las naciones que Jehová había echado de delante de los hijos de Israel. 14.24 RV95  Asa hizo lo recto ante los ojos de Jehová, como David, su padre, porque expulsó del país a los sodomitas y quitó todos los ídolos que sus padres habían hecho. 15.11-12 RV95  El término para "sodomita" en el hebreo original es קדש ('cadésh'), que significa hombre que ejercía la prostitución con fines idolátricos, así que es inexacto en el sentido de que los referidos no son originarios de Sodoma, puesto que ésta ya no existía.  Por mi parte no encontré que en Sodoma se practicara la prostitución masculina de esa manera, aunque es un hecho que eran idólatras y es muy probable que hubiera prostitución masculina dado su homosexualismo (así como hay prostitución femenina entre los heterosexuales).  En todo caso, si la adjudicación de la palabra "sodomita" en las traducciones fue incorrecta, sí hay una referencia al homosexualismo, si bien en estos pasajes esto está ligado específicamente a prácticas idolátricas, no a esa condición en general (a menos que todos los homosexuales hubieran estado involucrados con esas prácticas).

El matrimonio y la adopción de hijos

Veamos lo que se dice en el Nuevo Testamento, donde Pablo no sólo se refiere a los hombres homosexuales, sino también a las lesbianas.  Por eso Dios los entregó a pasiones vergonzosas, pues aun sus mujeres cambiaron las relaciones naturales por las que van contra la naturaleza. Del mismo modo también los hombres, dejando la relación natural con la mujer, se encendieron en su lascivia unos con otros, cometiendo hechos vergonzosos hombres con hombres, y recibiendo en sí mismos la retribución debida a su extravío. Romanos 1.26-27 RV95  Es importante observar que se indica reiterativamente que las relaciones homosexuales son "contra la naturaleza", pues Dios dispuso que ... cada hombre debe tener su propia esposa, y cada mujer su propio esposo. 1a Corintios 7.2b NVI ... indicando claramente una relación heterosexual.

Por eso, si dos personas homosexuales quieren compartir su vida, en esta sociedad liberal lo pueden hacer, pero tal unión no es realmente un matrimonio.  Y respecto a la adopción de hijos, hay bases claras que reconocen la influencia del entorno para que alguien sea homosexual, y eso hace probable que tales hijos de inclinen por serlo.   Instruye al niño en su camino, y ni aun de viejo se apartará de él. Proverbios 22.6 RV95

Conclusión

La Biblia tiene palabras duras contra el homosexualismo y lo ve como un pecado inaceptable.  ¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No os engañéis: ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los homosexuales, ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredarán el reino de Dios. Y esto erais algunos de vosotros, pero ya habéis sido lavados, ya habéis sido santificados, ya habéis sido justificados en el nombre del Señor Jesús y por el Espíritu de nuestro Dios. 1a Corintios 6.9-11 RV95  ... conociendo esto: que la Ley no fue dada para el justo, sino para los transgresores y desobedientes, para los impíos y pecadores, para los irreverentes y profanos, para los parricidas y matricidas, para los homicidas, para los fornicarios, para los sodomitas, para los secuestradores, para los mentirosos y perjuros, y para cuanto se oponga a la sana doctrina ... 1a Timoteo 1.9-10 RV95  Si ponemos atención en el amplio catálogo de pecadores, y nos fijamos en la frase "Y esto erais algunos de vosotros", ni ellos ni medio mundo más es aceptable para Dios.


Sin embargo, tanto ellos como los que quieran aceptar a Jesús como Salvador pueden ser aceptados, pues ...  Él se dio a sí mismo por nosotros para redimirnos de toda maldad y purificar para sí un pueblo propio, celoso de buenas obras. Tito 2.14 RV95  ... porque el Hijo del hombre ha venido para salvar lo que se había perdido. Mateo 18.11 RV95

Como nota final, estoy consciente que se dice que el ser homosexual no puede ser cambiado, y aunque la ciencia no sustenta esto al no ser manifiesta ninguna diferencia ni fisiológica ni genética, muchos homosexuales lo creen así vehementemente.  Sin embargo, muchas personas atrapadas en el pecado, como los amantes del sexo que deben permanecer fieles a su cónyuge, o los que se creen atrapados en el alcohol o las drogas piensan lo mismo (ver entrada ¿Porqué caemos en la trampa del mono?).  Recordemos lo que ... Él les dijo: —Lo que es imposible para los hombres, es posible para Dios. Lucas 18.27 RV95 ... y siendo un pecado puede ser evitado con la ayuda de Él pues ... Todo lo puedo en Cristo que me fortalece. Filipenses 4.13 RV95

Los saluda su amigo el Biblioguero.

-