domingo, 30 de octubre de 2011

Liderazgo en los creyentes


Este viernes y sábado tuve oportunidad de acudir a una serie de conferencias de La Cumbre Global de Liderazgo ('The Global Leadership Summit'), las cuales fueron dobladas al español de las originales que tuvieron lugar en la iglesia de Willow Creek en Illinois, USA.  Este es un evento organizado por el Pastor Principal de esa iglesia, Bill Hybels, cuyo propósito es apoyar el desarrollo de liderazgo entre los pastores y miembros de las iglesias cristianas para maximizar su eficacia como instrumentos del poder transformador de Cristo.

Todos estamos llamados a desempeñar un ministerio de propagación del Evangelio, para cumplir "La Gran Comisión" que Jesús nos encomendó a todos.  Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; Mateo 28.19 RV95  El significado de la palabra "ministrar" es "dar" o "servir", por lo que su aplicación aquí es servir a Dios dando su Palabra a los demás, lo cual puede ser a la propia familia, a una comunidad o hasta dirigiendo a una iglesia.  Por ejemplo, este 'blog' es un modesto ministerio con el cual quiero compartir lo que aprendo, estudio e investigo, muchas veces para responderme preguntas a mi mismo, con mis visitantes que también quieran aprender más; los que tengan dudas e inquietudes y quieran encontrarles respuestas; y muy importante, para que los que quieren acercarse a Dios, conozcan lo que nos dice su Palabra sobre su voluntad "agradable y perfecta" (cf. Romanos 12.2 RV95), y la acepten en sus vidas.  Así que lo que tengamos, los talentos que nos haya dado el Señor los debemos compartir y poner a trabajar, pues Nadie que enciende una luz la cubre con una vasija, ni la pone debajo de la cama, sino que la pone en un candelero para que los que entran vean la luz. Lucas 8.16 RV95  Una vez dicho lo anterior, procedo a compartirles lo que me impactó más de las 6 de las 8 conferencias que pude escuchar.

El Ciclo de Vida de un Ministerio


Hybels nos dice que nuestros ministerios, como muchos procesos, están sujeto a un ciclo de vida en el cual nacen, crecen, llegan a su clímax, decrecen y pueden morir.  Sin embargo, podemos lograr prolongar su crecimiento o regenerarlos para iniciar de nuevo y que no mueran.  Para ello debemos procurar un nivel sano de desafío para todos y cada uno de los que participen en un ministerio, pues si estamos en una "zona de confort" es muy posible que nos encontremos en un proceso de declive.  Debemos también identificar los problemas y resolverlos, e incluso tener que prescindir de los que no tengan la disposición de sumar sus esfuerzos.

La Humildad


John Dickson, Director del Centre for Public Christianity en Australia, nos habló de la humildad, entendiéndola como frenar nuestro poder en beneficio de otros, justo lo contrario de la arrogancia y abuso de muchos.  Pero no será así entre vosotros, sino que el que quiera hacerse grande entre vosotros será vuestro servidor, Marcos 10.43 RV95  Nada hagáis por contienda o por vanagloria; antes bien con humildad, estimando cada uno a los demás como superiores a él mismo; no mirando cada uno por lo suyo propio, sino cada cual también por lo de los otros. Filipenses 2.3-4 RV95  La palabra "humildad" viene del latín 'humus', que significa tierra o suelo, por lo que está claro que debemos "tener los pies bien puestos en la tierra".  Lo que nos lleva a uno de los beneficios de la humildad, que es el sentido común (que dicen que es el menos común de todos), el cual es muy sano en nuestra relación con los demás y sobre todo con Dios.  La humildad también es generadora, pues cuando reconocemos nuestra insuficiencia tenemos disposición de enmendar o crecer.  Cuando llega la soberbia, llega también la deshonra; pero con los humildes está la sabiduría. Proverbios 11.2 RV95  Finalmente, la humildad en un líder es persuasiva e inspiradora.  La soberbia del hombre le acarrea humillación, pero al humilde de espíritu lo sustenta la honra. Proverbios 29.23 RV95

El Poder de la Vulnerabilidad


Patrick Lencioni, católico y Presidente de The Table Group, empresa de consultoría de negocios, nos habló de la vulnerabilidad.  Según el diccionario Merriam-Webster, significa:  1) Capaz de ser física o emocionalmente herido.  2) Abierto a a ataque o daño.  3) Sujeto a mayores penas pero con derecho a mayores beneficios al ganar un juego de 'bridge' (juego de cartas).  Aunque la última acepción parece poco relevante para los que no jugamos 'bridge', es la que Lencioni nos muestra como la que mejor la describe, pues a pesar de los peligros que presenta nos puede traer muy grandes beneficios.  Él identifica 3 grandes temores asociados a la vulnerabilidad, los cuales son:  El del rechazo o pérdida, el de ser avergonzado y el de sentirse inferior.  Por supuesto que no se trata de que busquemos y nos encante lo anterior, pero la lección es que si ese fuese el costo de hacer lo correcto, de decir la verdad (si bien siempre hay que procurar hacerlo amablemente), e incluso de asumir un riesgo por algo que debemos hacer, no debemos anteponer el manejo de nuestra propia imagen a ello.  «Hazme saber, Jehová, mi fin y cuánta sea la medida de mis días; sepa yo cuán frágil soy. Salmos 39.4 RV95  Si bien, no olvidemos que Dios nos protege. pues él dijo:  «No te desampararé ni te dejaré». Heb. 13.5b RV95

La Acción se Impone sobre Todo

Len Schlesinger, profesor de Harvard y Presidente de Babson College, considerada como la mejor escuela de negocios para emprendedores.  Nos habló de lo inaceptable del "aquí", con todo lo malo que tiene el mundo en que vivimos, lo que nos obliga a ir "allá", a un futuro que debemos crear ACTUANDO.  Schlesinger, con toda la experiencia y conocimiento que lo ha llevado a dirigir el Babson College y lo que ha aprendido allá, nos dice que contra lo esperado, la gran mayoría de los emprendedores exitosos no eran unos osados sin temor alguno, y con una idea grande y original desde el principio, sino que son adeptos a reducir los riesgos y que comienzan sin una visión clara de lo que quieren hacer.  El punto principal de su mensaje parece demasiado simple pero es muy práctico, hay que actuar lo más posible y lo más pronto posible, sin detenerse excesivamente en planes interminables, lo cual no quiere decir que se deseche la planeación de ninguna manera, pero que no nos estanquemos en ella.  La mano negligente empobrece, pero la mano de los diligentes enriquece. Proverbios 10.4 RV95  Los planes del diligente ciertamente tienden a la abundancia, pero todo el que se apresura alocadamente, de cierto va a la pobreza. Proverbios 21.5 RV95  Para terminar con este punto, me gustó la imagen que nos dio del índice de bateo, el cual sólo podemos subir procurando batear lo más posible.

Empieza a Hacer Algo


Seth Godin, reconocido autor y 'blogger' de comercialización, nos dice que estamos en un mundo en el que no basta ser competente pues ya se ve a la gente como intercambiable, o sea, fácilmente substituible, por lo que nos animó a arriesgarnos a hacer cosas que nadie haya hecho antes, que nos veamos como artistas, pues para ellos no hay mapas ni recetas seguras de éxito.  Si pensamos que el fracaso no es una opción, entonces el éxito tampoco lo sería, pues al emprender algo existen esas 2 posibilidades.

También nos dijo que nos estamos configurando en un mundo en que pertenecemos a diferentes "tribus", las de la familia, los amigos, el trabajo, nuestras aficiones, intereses, etc.  Que los miembros de esas tribus buscan cohesión, sincronía y liderazgo, en lo cual podemos participar nosotros.

Una Fe Audaz


Finalmente. Steven Furtick, un muy exitoso jóven de 31 años que liderea Elevation Church, una de las iglesias de mayor crecimiento en Estados Unidos, nos compartió un mensaje con el siguiente pasaje:  Salieron, pues, el rey de Israel, el rey de Judá, y el rey de Edom; y como anduvieron rodeando por el desierto siete días de camino, les faltó agua para el ejército, y para las bestias que los seguían. ... Y mientras el tañedor tocaba, la mano de Jehová vino sobre Eliseo, quien dijo: Así ha dicho Jehová: Haced en este valle muchos estanques. Porque Jehová ha dicho así: No veréis viento, ni veréis lluvia; pero este valle será lleno de agua, y beberéis vosotros, y vuestras bestias y vuestros ganados. ... Aconteció, pues, que por la mañana, cuando se ofrece el sacrificio, he aquí vinieron aguas por el camino de Edom, y la tierra se llenó de aguas. 2a Reyes 3.9-20 RV95  Así pues, hay veces que debemos tomar nuestras palas y cavar estanques, aunque parezca absurdo y una pérdida de tiempo; aunque no veamos ni nubes que vienen, debemos tener fe en la provisión de Dios para que llene de agua esos estanques.  Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve. Hebreos 11.1 RV95  Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan. Hebreos 11.6 RV60

Que Dios nos ayude a ocupar las posiciones que nos permitan hacer el trabajo que Él disponga para nosotros.

Su amigo el Biblioguero.

-