sábado, 11 de junio de 2011

Qué dice la Biblia sobre el ocultismo y el esoterismo

Hola amigos, ahora me tomó más tiempo prepararles este tema que quiero compartirles, que me llama mucho la atención y que confieso que me preocupa mucho:   El auge cada vez mayor que hay del interés e involucramiento de mucha gente en el ocultismo y lo esotérico.


El ocultismo cree en encontrar respuestas a asuntos desde cotidianos hasta trascendentales en verdades misteriosas, escondidas o prohibidas.   Lo podemos ver relacionado con una gran diversidad de prácticas, filosofías y cultos, tales como:  La magia (no la de los ilusionistas), las múltiples formas de adivinación y la hechicería, el espiritismo, el estudio de lo paranormal, la muy popular astrología, la alquimia, el Gnosticismo, la Kabbalah, el Thelema, y muchos más hasta llegar al extremo del Satanismo.   Todo esto tiene sus orígenes muy cercanos al inicio del mundo.   En los tiempos en que el pueblo de Israel se preparaba para tomar la tierra que Dios le prometió, Él les ordenaba no imitar "costumbres abominables" como "practicar adivinación, brujería o hechicería; ni hacer conjuros, servir de médium espiritista o consultar a los muertos." (Deuteronomio 18.9-11 NVI).   Justo hay que hacer lo contrario:   Antes bien renunciamos a lo oculto y vergonzoso, no andando con astucia, ni adulterando la palabra de Dios. 2a Corintios 4.2a RV95   Pues:   Lo secreto le pertenece al Señor nuestro Dios, pero lo revelado nos pertenece a nosotros y a nuestros hijos para siempre, para que obedezcamos todas las palabras de esta ley. Deuteronomio 29.29 RV95  Así que no juzguéis nada antes de tiempo, hasta que venga el Señor, el cual aclarará también lo oculto de las tinieblas ... 1a Corintios 4.5a, RV95


El esoterismo está muy relacionado con el ocultismo.  La palabra en griego significa una pertenencia a lo más intrínseco, aplicando su uso a la pertenencia a un exclusivo círculo de iniciados o iluminados en las verdades como las mencionadas anteriormente.  Sin embargo, no fue la voluntad de Dios que el acceso a su verdad fuera de esa manera.  En aquella misma hora Jesús se regocijó en el Espíritu, y dijo:  «Yo te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque escondiste estas cosas de los sabios y entendidos y las has revelado a los niños. Sí, Padre, porque así te agradó. Lucas 10.21 RV95  para que vuestra fe no esté fundada en la sabiduría de los hombres, sino en el poder de Dios. 1a Corintios 2.5 RV95

Además de coincidir en las mismas prácticas, filosofías y cultos, en el ocultismo y el esoterismo son muy comunes las siguientes creencias:

  • Despersonalizar a Dios, viéndolo sólo como "la vida", "el amor", una energía, una fuerza, etc.  Contra eso podemos decir que Dios nos creo a su "imagen" y "semejanza" (Génesis 1.26 RV95), como personas vivas con personalidad porque Él es un Dios vivo y con personalidad, es decir, con sentimientos y emociones que son manifiestos a todo lo largo de la Biblia.  Hay quienes piensan que eso es humanizar a Dios, pretendiendo que Dios es un producto de la imaginación humana.   Nosotros somos como Él, porque Él nos hizo así, no Él es como nosotros por nuestras fantasías, anhelos, necesidades o lo que se quiera decir.


  • Divinizar lo creado (pandeismo - "Dios es o está en todo", "la sabia madre naturaleza", Gaia, adoración a los astros y lo creado en general, etc.).   La Biblia lo refuta en los términos más enérgicos:   ya que, habiendo conocido a Dios, no lo glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias. Al contrario, se envanecieron en sus razonamientos y su necio corazón fue entenebrecido. Pretendiendo ser sabios, se hicieron necios, y cambiaron la gloria del Dios incorruptible por imágenes ... ya que cambiaron la verdad de Dios por la mentira, honrando y dando culto a las criaturas antes que al Creador, el cual es bendito por los siglos. Amén. Romanos 1.21...32 RV95


  • Y la fusión de creencias de muchas de las diferentes religiones o filosofías del mundo.   Dentro de esto podemos encontrar la metafísica, los movimientos "New Age", y muchas derivaciones o desviaciones de religiones (incluso del cristianismo).  No os dejéis llevar de doctrinas diversas y extrañas. Es mejor afirmar el corazón con la gracia, no con alimentos que nunca aprovecharon a los que se han ocupado de ellos. Hebreos 13.9 RV95


Este auge lo podemos ver muy claramente en la gran proliferación de libros, películas, canales y programas del televisión y radio, cursos, conferencias, etc., sobre temas como ángeles, demonios, lo paranormal, el simbolismo, amuletos y fetiches, sanidades milagrosas, etc.  Algunos de estos temas pueden tener validez bíblica pero se pervierten cuando se mezclan con creencias contrapuestas a ella.  En todo caso, son temas que atraen y fascinan, que muchas veces proclaman liberar poderes interiores al reforzar la relación de nuestra vida en este mundo con nuestra vida espiritual, lo cual suena muy bien pero omite que la relación más importante es la que debemos tener con Dios, el que dice "Yo Soy el Que Soy" (Éxodo 13.14 RV95), y que no es como a nosotros se nos acomode a nuestra manera de pensar.  Pero el Espíritu dice claramente que, en los últimos tiempos, algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios, de hipócritas y mentirosos, cuya conciencia está cauterizada. 1a Timoteo 4.1 RV95  pues vendrá tiempo cuando no soportarán la sana doctrina, sino que, teniendo comezón de oir, se amontonarán maestros conforme a sus propias pasiones, y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas. 2a Timoteo 4.3-4 RV95


La influencia de lo oculto y lo esotérico en el mundo es realmente enorme, además del 15% de la población mundial que se declara como no creyente de ninguna religión (ateos, agnósticos, deístas, etc.), que cae fácilmente en ello, del más o menos un tercio que declara profesar alguna de las diferentes denominaciones del cristianismo, la realidad es que muchos de estos lo hacen sólo por tradición familiar o cultural, o por cumplir rituales superficialmente, pero que en realidad no conocen, no practican y no tienen las convicciones del cristianismo, y fácilmente son atraídos por lo oculto y lo esotérico.  Jesús advirtió a los que tienen un pie en un lado y otro en otro:  »No todo el que me dice: “¡Señor, Señor!”, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. Muchos me dirán en aquel día: “Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros?”. Entonces les declararé: “Nunca os conocí. ¡Apartaos de mí, hacedores de maldad!”. Mateo 7.21-23 RV95  ... porque el que duda es semejante a la onda del mar, que es arrastrada por el viento y echada de una parte a otra. No piense, pues, quien tal haga, que recibirá cosa alguna del Señor, ya que es persona de doble ánimo e inconstante en todos sus caminos. Santiago 1.6b-8 RV95

Todos necesitamos respuestas, pero muchos las buscan en los lugares equivocados, ¿porqué?  Porque con el cristianismo enfrentarían la realidad de su situación moral, por lo que es más cómodo adoptar creencias que no cuestionen o, más importante aún, impliquen un juicio sobre nosotros (ver mi entrada "El rechazo a lo religioso - Parte 3").  Porque se sienten defraudados por los que se dicen cristianos (ver mis entradas "El rechazo a lo religioso - Parte 1""El rechazo a lo religioso - Parte 2"), y porque están insatisfechos con lo que conocen o creen conocer del cristianismo y hasta se quieren revelar contra ello.  Porque en el mundo actual está de moda lo oculto y esotérico, y se es víctima de la superstición, la ingenuidad y la ignorancia.


Por ello, debemos abrir los ojos con lo que dice la Palabra, y que se reciba la verdadera luz que se encuentra en ella para lograr esa relación con Dios como Él la quiere.  Si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada. Santiago 1.5 RV95

Esperando que esta entrada abone en favor de lo anterior, los saluda el Biblioguero.

-