domingo, 5 de febrero de 2012

El Canon de la Biblia y los Libros Apócrifos - Parte 2


Hablando sobre los libros apócrifos relacionados a la Biblia, veremos la inmensa cantidad de éstos, así como la variedad de su contenido, mucho de ello ocultista y esotérico.

En la entrada anterior (El Canon de la Biblia y los Libros Apócrifos - Parte 1), tratamos los temas del establecimiento del Canon de la Biblia, de qué se conoce como Libros Apócrifos en términos bíblicos, y de los libros también llamados como Deuterocanónicos, que son los que se encuentran en las biblias de las iglesias Católica y Ortodoxa, pero no en las protestantes ni en el 'Tanakh' judío (equivalente al Antiguo Testamento).

Ahora trataremos sobre los otros muchos libros que no se encuentran en ninguna Biblia, pero que tratan sobre los mismos temas de los libros canónicos, que fueron escritos en tiempos relativamente cercanos en términos de siglos, que pretendieron complementar o reemplazar a los textos bíblicos, y que ahora muchos creen que fueron indebidamente no incluidos en el canon.  Dado que hay una amplia variedad de estos libros, veremos un panorama general sobre todos ellos.

Los libros Pseudoepigráficos

Ellos devoraron todo el trabajo de los hombres hasta que estos ya no alcanzaron alimentarlos más. Entonces los gigantes se volvieron contra los hombres y empezaron a devorarlos y empezaron a pecar contra los pájaros, y contra las bestias y los peces y a devorar unos la carne de los otros y se bebieron la sangre. Entonces la tierra acusó a los violentos por todo lo que se había hecho en ella.
Enoc 7.3-6

La palabra "pseudoepigráfico" viene del griego ψευδής - 'pseudēs' que significa "mentira" o "falso", y ἐπιγραφή - epigraphē, que significa "nombre", "inscripción" or "adscripción"; todo lo cual significa adscrito (i.e. asignado) falsamente o que se ostenta falsamente en nombre de alguien.  Se les asigna así a numerosas obras de la literatura religiosa judía escritas principalmente entre los siglos II A.C. y II D.C.  Los siguientes son muchos de ellos:

  • 1a - 2a Adán y Eva
  • 1a - 3a Enoc
  • 1a - 3a Mecabian
  • 2a - 4a Baruc
  • 3a - 6a Ésdras
  • 3a - 8a Macabeos
  • Adán Octipartita
  • Apocalipsis de Adán, Elías, Ésdras, Ezequiel, Sedrac, Siete Cielos, Sofonías
  • Apocalipsis Griego de Baruc, Daniel, Ésdras
  • Apócrifo Copto de Jeremías
  • Apócrifos de las Diez Tribus, Ezequiel, Jacobo y José, Melquisedec
  • Asaf
  • Ascensión de Moisés
  • Carta de Aristeas
  • Conjuros de Abraham, Elías
  • Cueva de Tesoros
  • Eldad y Modad
  • Epístola de Rehoboam
  • Escalera de Jacob
  • Espada de Moisés
  • Gigantes (Enoc)
  • Historias de Ahicar, José, los Recabitas
  • Janes y Jambres
  • José y Asenet
  • Jubileos
  • Manual de Disciplina
  • Martirio y Ascensión de Elías
  • Noé
  • Odas de Salomón
  • Oraciones de Asarías, Jacobo, José
  • Oráculos Sibilinos
  • Palabras de Gad el Visionario
  • Preguntas de Ésdras
  • Sabiduría de Sirac
  • Salmo 151
  • Salmos de Salomón
  • Segundo Tratado del Gran Set
  • Señales del Juicio
  • Testamentos de Abraham, Adán, Aser, Benjamín, Dan, Gad, Isaac, Isacar, Jacob, Job, José, Judá, Leví, Doce Patriarcas, Moisés, Neftalí, Rubén, Salomón, Simón, Zabulón
  • Tratado de Sem
  • Vida de Adán y Eva
  • Vidas de los Profetas
  • Visión de Ésdras
  • Visiones del Cielo y el Infierno

Como se podrá apreciar, hay una gran cantidad de libros adscritos a muchísimos personajes importantes de la Biblia.  La idea era que al hacerlo se les otorgara un respaldo que legitimara lo escrito en ellos.  Algunos de estos libros pueden ser de carácter histórico o pretenden serlo; otros presentan visiones de secretos celestiales y terrenales, de Dios y sus ángeles (destacando los libros de Enoc); algunos transmiten enseñanzas sobre temas religiosos y prácticos, a la manera de Proverbios y Eclesiastés; otros son poéticos en forma de salmos, odas y oraciones.  Encontramos libros que pueden tener desde contenido coherente con la Biblia, otros que son complementos innecesarios que pueden ser ficticios o legendarios, o hasta de plano antagónicos.  Varios de estos libros fueron descubiertos en 1945 en Nag Hammadi, Egipto, junto con otros libros apócrifos gnósticos relativos al Nuevo Testamento.  Así que también, varios de estos libros supuestamente provenientes de autores del Antiguo Testamento, pretenden mostrar "antiguos secretos revelados" a tales autores, pero que en realidad exponen las creencias ocultistas y esotéricas del Gnosticismo posterior a Cristo (el cual en todo caso sí tiene raíces antiguas).

El libro de Enoc trata ampliamente sobre los ángeles caídos

Volviendo a libros no relacionados con el Gnosticismo, unos de los más antiguos e interesantes son los de Enoc, personaje peculiar.  Por la fe Enoc fue traspuesto para no ver muerte, y no fue hallado, porque lo traspuso Dios; y antes que fuera traspuesto, tuvo testimonio de haber agradado a Dios. Hebreos 11.5 RV95  De los libros que se le adscriben se cita en la Biblia:  De estos también profetizó Enoc, séptimo desde Adán, diciendo: «Vino el Señor con sus santas decenas de millares, para hacer juicio contra todos y dejar convictos a todos los impíos de todas sus obras impías que han hecho impíamente, y de todas las cosas duras que los pecadores impíos han hablado contra él». Judas 1.14-15 RV95  Otra mención de personajes encontrados en estos libros la vemos en este pasaje:  Y de la manera que Janes y Jambres resistieron a Moisés, así también estos resisten a la verdad; hombres corruptos de entendimiento, réprobos en cuanto a la fe. 2a Timoteo 3.8 RV95

El estudio de estos libros puede ser útil para conocer sobre la historia y las ideas contemporáneas a los tiempos bíblicos e inmediatamente posteriores a Cristo.  Sin embargo, ni los judíos ni los primeros cristianos los consideraron nunca como de inspiración divina.

Apócrifos del Nuevo Testamento

Y tenía Jesús seis años. Y su madre lo envió a buscar agua. Y como llegase Jesús a la fuente, había mucha multitud, y se rompió su cántaro. Y en la ropa que vestía, recogió agua y la llevo a María, su madre. Y viendo ella el milagro que había hecho Jesús, lo abrazó, y dijo: "Señor, óyeme, y salva a mi hijo".
Evangelio de Tomás de la Infancia de Jesucristo 9.1-4

Nuevamente encontramos libros que pretenden suministrar información ausente en los libros canónicos, como es el caso de varios que muestran historias sobre la infancia de María y de Jesucristo, los cuales fueron escritos en el s. II D.C. y que pueden calificarse como pseudoepigráficos por ostentarse falsamente como provenientes de autores de tiempos de Cristo.  Muchas de estas historias son muy fantasiosas, y no son coherentes con el carácter de los personajes mostrados en la Biblia ni con las doctrinas de ésta.  Algunos de estos libros son los siguientes:

  • 1a - 2a Clemente a los Corintios
  • Carta de Barnabas
  • Carta de Pablo a los Laodicences
  • Cartas de Herodes y Pilato
  • Cartas de Pablo a Séneca y de Séneca a Pablo
  • Credo de los Apóstoles
  • Didache o Enseñanza de los Doce Apóstoles
  • Epístolas de Ignacio a los Efesios, Esmirnianos, Filadelfianos, Filipenses, Magnesianos, Policarpo, Romanos, Tralianos
  • Epístolas de Jesucristo y Abgaro Rey de Edesa
  • Evangelio de la Natividad de María
  • Evangelio de Nicodemo (anteriormente conocido como Hechos de Poncio Pilato)
  • Evangelio de Tomás de la Infancia de Jesucristo
  • Evangelio Perdido de Pedro
  • Hechos de Pablo y Tecla
  • Hermas 2 (llamado Sus Mandamientos)
  • Hermas 3 (llamado Sus Similitudes)
  • Pastor de Hermas
  • Primer Evangelio de la Infancia de Jesucristo
  • Protoevangelios

Dentro de la corriente de crear libros ad-hoc a sus creencias, algunas sectas judías cristianas que buscaban apegarse más al judaísmo y a la ley mosaica, tenían sus propios evangelios como los de los Ebionitas, Hebreos y Nazarenos.

Apócrifos gnósticos


Estos son tal vez los que más han llamado la atención, siendo en la actualidad de más interés que los Deuterocanónicos.  Aunque tal vez no se conocen como lo que son, de origen gnóstico, han estado en el candelero a raíz del libro y la película "El Código Da Vinci", así como diversos programas y documentales basados en esa obra y en ellos.  De ahí salen ideas como que Jesús tenía una relación amorosa con María Magdalena, que tuvieron hijos y todavía existe su linaje.

El Gnosticismo de los s. II al IV D.C., por describirlo muy sencillamente, era una religión que creía que el Dios del Antiguo Testamento era malo, y que había uno superior y más abstracto revelado por Jesucristo, que creía que este mundo era la creación de poderes malvados que buscan mantener atrapadas a las almas humanas en sus cuerpos físicos, que predica un conocimiento oculto de salvación o escape de este mundo sólo a un selecto grupo (ver entrada Qué dice la Biblia sobre el ocultismo y el esoterismo).  El término "gnóstico" viene del griego γνῶσις - 'gnosis' que significa "conocimiento".

Aunque los gnósticos lograron mayor prominencia desde el s. II, ya en el Nuevo Testamento los mencionan como peligros para desviarse de la fe.  Como te rogué que te quedaras en Éfeso cuando fui a Macedonia, para que mandaras a algunos que no enseñen diferente doctrina ni presten atención a fábulas y genealogías interminables (que acarrean discusionese más bien que edificación de Dios, que es por fe), así te encargo ahora. 1a Timoteo 1.3-4 RV95  Timoteo, guarda lo que se te ha encomendado, evitando las profanas pláticas sobre cosas vanas y los argumentos de la falsamente llamada ciencia, la cual profesando algunos, se desviaron de la fe. La gracia sea contigo. Amén. 1a Timoteo 6.20 RV95 En este pasaje la palabra "ciencia" es 'gnosis' en el original griego.

El libro de Judas (no el Iscariote) habla extensamente sobre ellos.  Amados, por el gran deseo que tenía de escribiros acerca de nuestra común salvación, me ha sido necesario escribiros para exhortaros a que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos, porque algunos hombres han entrado encubiertamente, los que desde antes habían sido destinados para esta condenación, hombres impíos, que convierten en libertinaje la gracia de nuestro Dios y niegan a Dios, el único soberano, y a nuestro Señor Jesucristo. Judas 3 RV95  Nótese que entraban "encubiertamente", es decir, haciéndose pasar como cristianos pero profesando creencias muy diferentes.  No obstante, de la misma manera también estos soñadores mancillan la carne, rechazan la autoridad y blasfeman de los poderes superiores. Judas 8 RV95  Los pasajes anteriores hablan contra las creencias de que no había leyes que obedecer ni juicios que temer, desarrolladas posteriormente por Marción (ver entrada El canon de la Biblia y los libros apócrifos - Parte 1).

Estos son algunos de los libros más relevantes:

  • Basílides
  • Carta a Regino
  • Diagramas Ofítas
  • Diálogo del Salvador
  • Epífanes
  • Evangelios de Tomás, María, Matías, Felipe, Judas (Iscariote), del Salvador, de la Verdad
  • Extractos de Teodocio
  • Fragmento Naaseno
  • Hechos de Pedro, Tomás
  • Heracleón
  • Libro Secreto de Santiago
  • Marción
  • Ptolomeo
  • Tratado de las Tres Naturalezas

Judas le [dijo], “Sé quien eres y de dónde vienes. Tú eres del reino inmortal de Barbeló. Y no soy digno de pronunciar el nombre de quien te ha enviado.”
Evangelio de Judas
(Barbeló es una emanación andrógina del dios según los gnósticos)


Uno de estos textos que recibió amplia difusión por National Geographic fue el Evangelio de Judas. La reacción buscada fue cuestionar lo conocido por los evangelios canónicos al descubrir el punto de vista de alguien tan relevante y controvertido como Judas Iscariote, quien fue el que entregó a Jesús.  Hablaba de Judas Iscariote hijo de Simón, porque él era el que lo iba a entregar, y era uno de los doce. Juan 6.71 RV95  Sin embargo, esto no fue escrito por Judas Iscariote sino que lo fue posteriormente al s. II por gnósticos de la secta de los cainistas por creerse descendientes de Caín quien mató a su hermano Abel (cf. Génesis 4).  ¡Ay de ellos!, porque han seguido el camino de Caín, se lanzaron por lucro en el error de Balaam y perecieron en la contradicción de Coré. Judas 11 RV95 (no el Iscariote sino el libro canónico)

Es falso que estos libros hayan sido desechados en algún concilio.  Muchos de estos textos fueron muy poco conocidos y ni siquiera el Evangelio de Tomás, que se ha pretendido considerar como el quinto evangelio y que es uno de los menos gnósticos y más respetados ahora, nunca se consideró en ningún listado propuesto de cánones.  Estos textos aparecieron considerablemente después de que los libros del Nuevo Testamento fueron escritos (por lo menos un siglo después), aceptados y ampliamente usados; promovieron enseñanzas claramente opuestas a las doctrinas judías y cristianas, por lo cual fueron combatidos y no adoptados por los primeros cristianos antes de que se promulgara el primer canon en la iglesia.  Además, su propia naturaleza esotérica los dirigía a un grupo excluyente y no a la gente en general.

Por algo hubo tantas advertencias en el Nuevo Testamento.  Hubo también falsos profetas entre el pueblo, como habrá entre vosotros falsos maestros que introducirán encubiertamente herejías destructoras y hasta negarán al Señor que los rescató, atrayendo sobre sí mismos destrucción repentina. 2a Pedro 2.1 RV95  Esto ha sido un fenómeno que fue previo a los tiempos de Cristo, presente en ellos y posterior a ellos, y ahora también presente con nosotros.  No debemos atender a esas creencias opuestas al cristianismo.  Pero si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anuncia un evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema.* Gálatas 1.8 RV95 (* gr. maldición).  Queda pues claro que estos libros no tienen ningún lugar en la Biblia.

Su amigo el Biblioguero.

-